Saltar al contenido

ODONTOLOGO ALFA

¿QUIÉN ES ALDAIR DE LEON?

Mi vida, al igual que la tuya, no ha sido tan fácil. Si bien tengo ciertas comodidades básicas que brinda contar con el apoyo de mi madre, así como tener acceso a educación universitaria, mis recursos no son tan abundantes como para librar cualquier obstáculo.

Esto lo vi reflejado inmediatamente cuando entré a la Facultad de Odontología.

Ya tenía una idea de lo que implicaba entrar a estudiar ahí, muchas veces había escuchado frases como “Los materiales son muy caros”, “su calificación no depende de ellos” y mi favorita “si no tienes dinero ¿a qué te metes?”.

Sin embargo, eso no me importó, a pesar de “tener las cosas en contra”, decidí hacer el intento, al final de cuentas era algo que me nacía hacer desde chico, pero esas barreras de pensamiento me impedían tomar ese camino.

Desde mi primer semestre me encantó la carrera, era algo increíble, las materias, el ambiente y conocer personas.

Como cualquier persona motivada y llena de sueños y aspiraciones, “eché toda la carne al asador” como decimos vulgarmente, en primer semestre.

Fue a partir de 5to cuando todo comenzó a ser muy distinto. Factores externos y vivencias personales negativas se combinaron con un estrés que se manifestaba a modo de indiferencia respecto a cómo le haría para conseguir pacientes.

De pronto me vi rodeado de obstáculos tanto físicos como mentales. Caí en cuenta de que me había relajado tanto entre las materias teóricas y prácticas en laboratorio/simulador, que nunca me preocupé por empezar a conseguir pacientes.

Para mí era un mundo totalmente diferente, algo nuevo que aprender a hacer desde cero, pero con el tiempo encima. Así sin más terminé reprobando mis primeras 2 materias clínicas con 0 pacientes, (quizá 3 o 4 en una de ellas). Esa frustración no sólo la veía en mí, la podía notar presente en cientos de mis compañeros.

Entre todas esas frases y consejos que nos decían doctores e instructores, ni una sola vez (al menos en mi caso), nos dieron pautas o recomendaciones que podríamos seguir para conseguir más pacientes.

Lo que sucede es que la mayoría de los que te dicen consejos de ese estilo, son los mismos que no batallaron para obtenerlos. Son personas que, al menos varios de ellos, preferían comprar el pescado en lugar de aprender a pescar.

Yo no soy el mejor de todos, no tengo excelentes calificaciones, no tengo un Kardex limpio o años de completa experiencia atendiendo pacientes. Pero sé exactamente por lo que estás pasando ahora, porque yo estuve ahí.

Sé que hay muchas personas como tú y como yo que están perdidas, con miedo de lo que sucederá cuando lleguen a su etapa clínica y quiero que tengan la ayuda que a mí me hubiese gustado tener en mis primeros años. Porque aceptémoslo, no vamos a pedir ayuda porque nos da pena o miedo de que nos digan que no.

Así que vengo del futuro a advertirte sobre los errores que yo ya he vivido y cómo debes afrontar los obstáculos que tendrás en tu camino.

Ser ese alguien que te entiende y que sabe por lo que estás pasando, alguien que sigue viviendo ese camino en el contexto actual, que conoce los nuevos retos, dificultades y situaciones recientes, alguien a quien puedas buscar para obtener una guía o apoyo sin que se burle de ti o te voltee la cara. No estás sólo.

Es por ti y para ti que he creado este proyecto de Odontólogo Alfa, para que, a través de mi experiencia y equivocaciones, puedas evadir esos obstáculos que tendrás durante la carrera.

Además de compartirte varios hacks y habilidades que me he enfocado en aprender y reforzar durante los últimos 3 años y que sin duda te ayudarán en tu práctica clínica y tu desarrollo profesional.

Sé que esto jamás te lo enseñarán en la escuela y es por eso que diseñé esta web, donde encontrarás el apoyo necesario para realmente disfrutar tu formación profesional como odontólogo.